Sistema de Información de Usuarios

Recomendaciones
Derechos

Deberes

Información

Cuotas

Requisitos

Prevención

Farmacias


Pendientes


Habeas Data

10
views
         

El consumo indebido de antibióticos genera resistencia antibacteriana y amenaza la vida de los pacientes

 

 

Los antibióticos son uno de los descubrimientos más importantes en la medicina, ya que ayudan a tratar infecciones causadas por bacterias. Estos se consumen bajo prescripción médica y su tratamiento debe completarse de acuerdo a lo establecido por el especialista para no generar una resistencia antibacteriana.

La Organización Mundial de la Salud considera que el 50% de los antibióticos se prescriben innecesariamente. Un estudio realizado en Colombia por El Grupo de Investigación en Farmacoepidemiología y Farmacovigilancia de Audifarma entre los años 2005- 2006 y publicado en la Revista Colombiana de Salud Pública, demostró que los antibióticos más utilizados son las penicilinas (amoxicilina, dicloxacilina), seguido de las cefalosporinas de primera generación y sulfonamidas. La tasa de prescripción de antibióticos corresponde aproximadamente al 12% del total de los medicamentos dispensados, de los cuales el 11 % corresponden a la vía inyectable.

 

Existen diferencias entre las ciudades analizadas siendo Ibagué la de mayor consumo y Bogotá la de menor consumo por habitante. En cuanto a la automedicación un estudio reciente del Grupo de Investigación en Farmacoepidemiología y Farmacovigilancia de Audifarma, publicado en la Revista Biomédica, demostró que la prevalencia de la automedicación fue de 77,5 %  y los medicamentos más utilizados fueron los analgésicos y antipiréticos (44,3 %), los antiinflamatorios no esteroideos (36,4 %), los antihistamínicos (8,5 %) y antibióticos (6.3%). Las tasas de utilización encontradas en la población colombiana son menores a las reportadas en países europeos, más aún los costos también son menores, probablemente influenciados por contar con el formulario de medicamentos del plan obligatorio de salud.

 

Claudia Giraldo Giraldo, médica epidemióloga del Grupo de Investigación en Farmacoepidemiología y Farmacovigilancia, asegura “el panorama actual es desalentador y son urgentes los llamados para que los encargados de la prescripción de antibióticos asuman una doble responsabilidad. Por un lado ofrecer el tratamiento óptimo para cada paciente y por otro, un compromiso con la salud pública para preservar su eficacia y reducir al mínimo el desarrollo de resistencia. Su uso prudente es la única opción”.

 

Por tal razón, es fundamental tener en cuenta el siguiente decálogo para el uso adecuado de los antibióticos:

  1. Adquirir el antibiótico con fórmula médica.
  2. Consumir el medicamento indicado por el médico.
  3. Usarlo cuando es prescito y no para otras enfermedades.
  4. Tomarlo en las horas y en las dosis establecidas.
  5. Utilizarlo por la vía establecida.
  6. Consumirlo por el tiempo prescrito, así el paciente se empiece a sentir mejor.
  7. Almacenarlos adecuadamente para su consumo
  8. Tener en cuenta  efectos adversos e interacciones.
  9. No compartir sus antibióticos. 
  10. Desechar los medicamentos en los puntos azules ubicados en droguerías y grandes almacenes a nivel nacional.

Trabaje con Nosotros

Si estás interesado lee con atención las condiciones para formar parte de nuestra organización

Más Información

Campaña de Enero

Dia Internacional de la Lucha Contra la Lepra

(Clic Aquí para Ver)