) ) ) ) ) )
Audifarma S.A. – Farmacias y medicamentos Colombia

Uso adecuado de medicamentos

Al recibir tus medicamentos en la farmacia o domicilio, verifique: 

    • Que el medicamento entregado corresponde al ordenado por su médico.
    • Nombre del medicamento (principio activo),
    • Contenido del medicamento (mg,mcg,ug), es decir la concentración
    • presentación (cápsula, tableta, jarabe etc)
    • Cantidad
    • Fecha de vencimiento.

    ¿Qué debes de hacer en caso de encontrar alguna inconsistencia?

    Si encuentras alguna novedad en tu entrega o tienes dudas al respecto de tus medicamentos, ingresa a nuestra página web www.audifarma.com.co, en la sección contáctanos, aquí diligencia la información solicitada o envíanos un correo electrónico a servicliente@audifarma.com.co;  en caso de que presentes alteración en tu estado de salud, asociada a la administración de tu medicación, escríbenos a farmacovigilancia@audifarma.com.co

     

    Al almacenar tus medicamentos 

    Revisa lo indicado en el producto para su adecuado almacenamiento:

     

    • Temperatura ambiente: si el producto indica temperatura ambiente, por favor NO lo almacenes en la nevera, cerca de la estufa, o en el baño, ya que las altas temperaturas y la humedad, pueden dañar el producto. Guárdalos en un lugar fresco y seco, protegidos siempre del sol.
    • Temperatura Refrigerados: si el producto indica que el medicamento debe mantenerse a temperatura de 2 a 8°C, retiralo de la nevera portátil o de icopor y ubícalo preferiblemente en la parte central del refrigerador (nevera) y no en la puerta. No lo ubiques en el congelador. Es conveniente mantener los medicamentos dentro de un recipiente plástico hermético que impida que los olores de los alimentos puedan alterarlos, preferiblemente que el cierre sea a prueba de niños para evitar que estos puedan tomarlos.
    • Mantén geles refrigerantes en el congelador, así, en caso de que ocurra una falla eléctrica en tu residencia, podrás conservar la cadena de frío de los medicamentos que requieran refrigeración, puedes ponerlos en una nevera portátil, con los geles refrigerantes.
    • Los medicamentos refrigerados deben sacarse algunos minutos antes de su utilización, para que así alcancen temperatura ambiente y sea menos dolorosa su aplicación. Verifica siempre  antes de utilizar el medicamento, que se vea traslúcido y no presente turbidez o material extraño en su interior.
    • Ciertos medicamentos son fotosensibles, por lo que deben protegerse de la luz (natural y artificial) para evitar su deterioro.

    Otras recomendaciones

    • Almacena los medicamentos fuera del alcance de los niños y mascotas
    • Mantenlos en su envase original,  así garantizarás validez hasta la fecha indicada en el etiquetado del producto
    • Revisa constantemente el estado del medicamento, si se presentan cambios de color, olor o sabor, no lo utilices

    Si requieres irte de viaje y tienes que llevar tus medicamentos refrigerados, ten prevista la forma de mantener las condiciones para que la temperatura no les afecte. Si viajas en avión, los medicamentos deberán ir en el equipaje de mano.

    • Evita conservar sobrantes de medicamentos, como gotas o cremas oftálmicas o nasales, suspensiones o jarabes, pues una vez abierto su empaque, su vida útil se reduce y por tanto es mucho inferior a la fecha de vencimiento indicada en este.
    • No guardes medicamentos que te sobran después de terminar un tratamiento, en especial antibióticos, estos deben emplearse bajo la indicación médica especificada para un paciente determinado y en una infección concreta.
    • Ten en cuenta que para algunos antibióticos orales que requieren reconstitución, es decir que se les adicione agua, la fecha de vencimiento cambia, recuerda revisar condiciones de almacenamiento y vida útil, teniendo en cuenta condiciones indicadas.  

    Importante

    • No te automediques, no consumas antibióticos ni otros medicamentos de venta bajo fórmula médica sin que tu médico te los prescriba.
    • Conoce para qué afección trata cada medicamento, cuál es la dosis y a qué hora debes tomarla.
    • Pregunta a tu médico cuáles medicamentos necesitan ser dados cada día y cuáles se usan solo para ciertos síntomas o problemas.
    • Toma los medicamentos con un vaso lleno de agua y no los mezcles con alcohol. Tomar medicamentos con líquidos diferente al agua, pueden alterar su efecto terapéutico.
    • El uso concomitante de tabaco y medicamentos, puede conllevar a una disminución de su eficacia. En caso de uso crónico de tabaco consulta a tu médico tratante. 
    • Sigue la dieta indicada por el médico, ya que los medicamentos pueden tener interacción con alimentos que causan reacciones adversas, disminución o aumento del efecto. 
    • Cuando el médico te formule un medicamento y recomiende tomarlo antes de las comidas, consúmelo por lo menos 45 minutos antes y si es después de las comidas, luego de 45 minutos. Si debes tomar el medicamento en ayunas, consúmelo una hora antes de la primera comida del día,  si olvidaste tomarlo antes del desayuno, tómalo dos horas después de desayunar.
    • Lávate las manos antes de manipular los medicamentos.
    • Lee siempre las indicaciones referenciadas en el empaque del medicamento
    • No sustraigas el contenido de las cápsulas ni disuelvas en ningún líquido. No es conveniente triturar los medicamentos sólidos, a menos que así lo indique el médico y/o farmacéutico tratante.
    • Cumple con lo indicado en la fórmula médica, en cuanto a cuántas veces al día, horario, tiempo de tratamiento. En la ADHERENCIA está la clave del éxito Farmacoterapéutico
    • No suspendas el medicamento sin supervisión médica, es decir que el médico lo haya indicado. 
    • El medicamento es de uso exclusivo para el paciente formulado, por tanto, no le des a otra persona de tus medicamentos prescritos, ni tomes medicamentos de otra persona, incluso si tiene la misma afección.
    • Cumple las dosis y los horarios de los medicamentos. Si olvidas la toma de una dosis, adminístrala en cuanto te acuerdes, si ya casi es la hora de la siguiente dosis, deja pasar la dosis que olvidaste y continúa con el horario habitual. No administres una dosis doble para compensar la que olvidaste, esto  puede generar inconvenientes de salud (efectos adversos, intoxicación).
    • Usa una jeringa para dispensar los medicamentos o un gotero para medir la cantidad exacta, ya que son más precisos que una cuchara dosificadora. En lo posible, utiliza la jeringa o el gotero que viene con el medicamento. Una cucharadita = 5 mL (cc). Las cucharaditas y las cucharas de la cocina no son precisas y no deben utilizarse.
    • Algunos medicamentos de venta libre, con potencia para los adultos no deben ser administrados a los niños. Consulta primero con tu médico o con el farmacéutico.
    • Revisa cuando compres medicamentos que estos tengan impresa la fecha de vencimiento y el registro INVIMA y no tengan manchas o tachones en su empaque.
    • Usa una alarma de reloj o una notificación en tu dispositivo móvil para los medicamentos que debes tomar.
    • Verifica el medicamento a tomar  (enciende las luces y ponte las gafas si es necesario), ya que muchos envases y medicamentos tienen formas y colores parecidos.
    • No cortes los blíster (empaques) de los medicamentos a medida que los tomas, para evitar que se pierda la información de fecha de vencimiento y lote.
    • Revisa por lo menos dos veces al año el lugar donde almacenas los  medicamentos y desecha todos aquellos que estén deteriorados o vencidos o los que se encuentren sin envase, sin nombre o sin fecha de vencimiento.
    • Elimina los medicamentos en bolsa separada y desecha en puntos azules, destinados para tal fin. Puedes consultar el punto azul más cercano en https://www.puntoazul.com.co/puntos-azules/ 
    • Solicita tus medicamentos de manejo crónico, una semana antes de quedarte sin estos. Pregunta cómo puedes solicitarlos. 
    • La información sobre cómo usar los medicamentos, debes obtenerla del médico o el farmacéutico, ya que la publicidad en internet, TV, radio, revistas, diarios, folletos o en la calle, no siempre es completa ni apta. No dudes en preguntar, recuerda que es por tu salud.



    historia