Desde hace 17 años llegamos hasta Puerto Caldas corregimiento de Risaralda en donde nuestros voluntarios brindan alegría, esperanza y mucho amor a una población que es motivo de ejemplo e inspiración.  


Califica tu experiencia